Navidad en las Comunidades de Propietarios

Con las fiestas navideñas a la vuelta de la esquina en Fincas Egeda hemos querido realizar un breve artículo mencionando aquellas situaciones que nos podemos encontrar en nuestras Comunidades de Propietarios estas fechas.

La Navidad se hace notar cada vez más pronto (desde primeros de Noviembre), lo que conlleva a que las calles se llenen de luces y adornos, que los comercios se decoren en consonancia, etc. Si bien es cierto que es una acción en desuso, es cierto que podemos encontrarnos con que en algunas Comunidades se decoran las zonas comunes, se obsequia al personal (principalmente porteros) con cestas de Navidad, y todo ello, a cargo de la Comunidad. Ante tal hecho, ¿pueden hacer algo aquellos propietarios que por motivos religiosos, morales o simplemente económicos, se opongan?

Legalmente, es una actividad permitida puesto que no parece “inadecuada” en los términos del art. 9.1.a) de la Ley de Propiedad Horizontal, salvo que sea algo desproporcionado (por ejemplo un árbol de navidad gigante con miles de adornos en las zonas comunes o una cesta de 2.000 euros para el conserje), extravagante (por ejemplo un Papa Noel gigante en el patio de luces) o que por algún motivo tal actividad esté prohibida en la normativa de la Comunidad. Del mismo modo hemos de utilizar el sentido común y la coherencia, y no colocar elementos que alteren la seguridad de ningún vecino (por ejemplo, el típico Papa Noel subiendo una escalera que se coloca en las ventanas, facilitando así que personas ajenas a la Comunidad puedan entrar sin problema).

En cualquier caso, y para evitar problemas con aquellos propietarios no tan participes de estas fechas, lo ideal es que estos gastos comunes derivados de las fiestas navideñas sean o bien acordados en Junta de Propietarios (con la mayoría simple del art. 17.7 LPH) o bien queden delimitados en la normativa interna (Estatutos y/o Reglamento de Régimen Interno) de la Comunidad.

Otro elemento clave de la navidad son las fiestas: Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año nuevo (si alguien tiene fuerzas tras Nochevieja), Reyes, etc. Las ganas de disfrutar, de cantar villancicos, familiares que hace mucho tiempo que no vemos y el alcohol pueden ser un cóctel que derive en ruidos molestos para los vecinos. Esto en principio, al tratarse de un hecho aislado, no debería generar un problema para la Comunidad. Ahora bien, imaginen por ejemplo una vivienda o un local que, año tras año, celebra macrofiestas en Nochebuena, Navidad, Nochevieja, etc. Este caso podría incluirse entre las “actividades molestas” que menciona el art. 7.2 LPH, prohibidas tanto para propietarios como ocupantes de una vivienda. Ante las mismas, lo que nos indica el texto legal es que el Presidente de la Comunidad, de oficio o a instancia de otro vecino, requiera la cena-navidadcesación de tal actividad, bajo apercibimiento de acciones judiciales. Si hace caso omiso, en Fincas Egeda aconsejamos que se ponga de inmediato la situación en conocimiento del Administrador de Fincas, para que éste proceda en consecuencia, pudiendo llegar incluso si es necesario a la vía judicial.

Desde Fincas Egeda os aconsejamos que no olvidéis el contexto en el que nos encontramos, siendo algo más laxos con los horarios de descanso y los niveles de ruido en fechas concretas. De igual modo aconsejamos a la contraparte que pese a las fechas que son mantengamos valores importantes como es el respeto a nuestros vecinos.

Sin más, aprovechamos estas líneas para desearos desde Fincas Egeda unas felices fiestas y un prospero y feliz año 2016.



contacta ahora mismo