¿SABEMOS COMO ASEGURAR LOS TRASTEROS?

¿Sabías que los garajes y los trasteros forman parte de tu vivienda?

Cuando compramos una vivienda que tiene garaje y trastero, puede o comprarse todo junto en la misma escritura o por separado. En ambos casos, forma parte del conjunto de tu vivienda.

Si por circunstancias el garaje y el trastero lo tenemos en otra dirección diferente a la vivienda principal, también forma parte del conjunto de tu vivienda.

En ambos casos, la forma de asegurar es igual; Es necesario incluirlo en el seguro de hogar de cada propietario, relacionando el continente y el contenido y valorar ambas partes para incorporarlo a la póliza. En el caso del contenido, será suficiente realizar una valoración de los enseres personales que hay en el trastero. ¿Pero qué pasa con el continente?

Para asegurar el continente, tenemos que tener en cuenta si existe o no seguro de comunidad. Si existe deberemos verificar que el garaje o los trasteros están incluidos en la póliza. En caso que esté todo correcto, no será necesario incorporar el continente en nuestro seguro del hogar, pero si el contenido.  Si por el contrario,  no están incluidos en el seguro de la comunidad, deberemos añadirlo al seguro de cada vivienda con un capital a valor total.

Dentro del seguro de cada vivienda, deberemos tener en cuenta que figure de forma explícita que existe un trastero y donde se encuentra, ya que si nos vamos a la definición literal sobre lo que es el contrato de seguro lo encontramos en el Art. 1 de la Ley de Contrato de Seguro; “El contrato de seguro es aquel por el que el asegurador se obliga, mediante el cobro de una prima y para el caso de que se produzca el evento cuyo riesgo es objeto de cobertura a indemnizar, dentro de los límites pactados, el daño producido al asegurado…”, pero siempre que lo reflejemos en la póliza debemos tener en cuenta que en caso de concurrencia de seguros serán ambas partes quienes intervengan en trasteros terrazael siniestro, indemnizando la parte que corresponda a cada póliza. Esto queda recogido en el artículo 32 de la Ley de Contrato de Seguro y dice: “Cuando en dos o más contratos estipulados por el mismo tomador con distintos aseguradores se cubran los efectos que un mismo riesgo puede producir sobre el mismo interés y durante idéntico período de tiempo el tomador del seguro o el asegurado deberán, salvo pacto en contrario, comunicar a cada asegurador los demás seguros que estipule. Si por dolo se omitiera esta comunicación, y en caso de sobreseguro se produjera el siniestro, los aseguradores no están obligados a pagar la indemnización. Una vez producido el siniestro, el tomador del seguro o el asegurado deberá comunicarlo, de acuerdo con lo previsto en el artículo dieciséis, a cada asegurador, con indicación del nombre de los demás. Los aseguradores contribuirán al abono de la indemnización en proporción a la propia suma asegurada, sin que pueda superarse la cuantía del daño. Dentro de este límite el asegurado puede pedir a cada asegurador la indemnización debida, según el respectivo contrato. El asegurador que ha pagado una cantidad superior a la que proporcionalmente le corresponda podrá repetir contra el resto de los aseguradores.”

trasteros finca

Pongamos dos ejemplos de diferentes siniestros que con frecuencia suelen darse en las comunidades y cuál sería su tramitación:

Ejemplo 1.- Tenemos un trastero en la misma dirección de la vivienda en la que residimos, y en la póliza del hogar no lo tenemos incluido, y nos ocurren estos tres casos;

  • CASO 1: Nos entran a robar en el trastero. Únicamente tendremos asegurados por la póliza de la comunidad los desperfectos de la puerta, pero no los objetos robados del interior.
  • CASO 2: Daños por inundación de agua de lluvia: Únicamente tendremos asegurados por la póliza de la comunidad los desperfectos de la puerta, pero no los objetos del interior.
  • CASO 3: Rotura de tubería comunitaria. En este caso tendríamos derecho a reclamar los daños a los objetos del interior por la garantía de Responsabilidad Civil de Daños por agua, siempre que estuviese contemplado en la póliza.

Ejemplo 2.- Tenemos un trastero en la misma dirección de la vivienda en la que residimos, y en la póliza del hogar si lo tenemos incluido tanto el continente como el contenido, y nos ocurren estos tres casos;

  • CASO 1: Nos entran a robar en el trastero. Tendríamos cobertura total del siniestro debiendo facilitar a la compañía de la comunidad la póliza del hogar para que aplicaran la concurrencia por el continente y abonarían por la de hogar los objetos sustraídos.
  • CASO 2: Daños por inundación de agua de lluvia: Tendríamos cobertura total del siniestro debiendo facilitar a la compañía de la comunidad la póliza del hogar para que aplicaran la concurrencia por el continente y abonarían por la de hogar los objetos dañados por la acción del agua.
  • CASO 3: Rotura de tubería comunitaria. En este caso tendríamos derecho a reclamar los daños a los objetos del interior por la garantía de Responsabilidad Civil de Daños por agua, siempre que estuviese contemplado en la póliza de la comunidad. Si no existiese tal garantía a través de la póliza de hogar se reclamarían los daños a la c
    omunidad.

 

Si quieres evitar que un siniestro, tanto en tu hogar como en tu trastero, se convierta en un quebradero de cabeza por como tramitarlo, te aconsejamos que confíes en un corredor de seguros titulado para que sea quien pueda asesorarte en esta materia. Su labor es velar por los intereses de cliente, y por ello en Fincas Egeda ponemos a tu disposición una red de Corredores de Seguros para que te asesoren en esta materia.

https://www.fincasegeda.com/seguros/

 



contacta ahora mismo